“Reflejo”

– ¿qué estás pensando Federico?… ¿seguís con ansiedad y sed? –

– Sí, no puedo quitármela de la cabeza –

– Ah, ¿entonces nada ha cambiado con la idea de tu adicción? –

– ¿No creo que sea bueno confesárselo?, entiendo que debo curarme, pero mis deseos queman mi estómago… ¡necesito beberla por siempre!, aunque sé que usted no aprobara mi absolución, ¿verdad? –

– No lo sé, en verdad no lo sé Federico… tal vez no tengas solución y debas recorrer tu camino con más libertad… ¡se libre!-

– ¡En verdad! –

– ¡Federico!… estoy escuchando, ¡deja de hablar con ese maldito espejo! –

Richard Quiroga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s